viernes, 23 de agosto de 2019

VOLVIENDO A LOS ORÍGENES

Es sabido por muchos, mi admiración por los libros de Peter Lynch. Un paso por delante de Wall Street, es mi libro favorito sobre inversión. Siempre lo recomiendo como lectura imprescindible, para cualquiera que quiera dedicar parte de sus ahorros al duro mundo de la inversión. 


En sus libros, comenta como es fácil ver oportunidades de inversión en tu día a día: en la oficina, de vacaciones, dando un paseo con la familia….Si en la oficina todo el mundo sueña con tener un iPhone, pide un préstamo para llevar a los hijos a Disneyland, o paga 5 euros por un café….no parece descabellado, invertir parte de tus ahorros en Apple, Disney o Starbucks. En uno de sus libros, Peter Lynch comentaba lo siguiente:

viernes, 16 de agosto de 2019

¿QUEREMOS LA INDEPENDENCIA FINANCIERA?

Hace un par de meses, publicaba dos encuestas en twitter que generaban bastante polémica. En ellas daba dos opciones de trabajo a elegir, variando el horario y el sueldo a percibir. He de confesar que en su momento me sorprendieron los resultados, sobre todo, los de la segunda encuesta. A pesar de ser más ajustados, me resultaron muy sorprendentes en una comunidad, la inversora, que busca el ahorro y la inversión.


¿Vivir para trabajar? ¿Trabajar para vivir?….las encuestas buscaban dar respuesta a estas dos preguntas. El debate generado resultó muy constructivo, aunque no libre de polémica. En esta entrada me gustaría aportar mis reflexiones y mi opinión sobre el tema. Las dos encuestas en cuestión fueron las siguientes:

sábado, 10 de agosto de 2019

EL MITO DE LA SUBIDA DE SUELDO

Cuenta la leyenda que muchas veces que te suben el sueldo, tienes la mala suerte que dicha subida te hace saltar un escalón del IRPF, y empiezas a cobrar menos. Ha calado esta leyenda de forma tan profunda entre los trabajadores, que incluso hay gente formada que afirma, que es mejor que no te lo suban.
Esta misma semana me lo afirmaba un compañero de trabajo, defendiendo su postura con “fuertes argumentos”. Yo le dije que no era posible, y le expliqué de forma sencilla en una servilleta tomando un café, porque no tenía razón, y porque siempre que te suben el sueldo, cobras más dinero todos los meses.


Es un mito muy extendido entre los trabajadores, pero es un mito tan falso como los billetes de 60 euros. En la entrada de este sábado me gustaría explicar de forma muy sencilla, como un incremento salarial, siempre se traduce en un aumento real de tus ingresos netos mensuales. Empezamos tirando de pizarra: