sábado, 23 de noviembre de 2019

LA DIETA DEL INVERSOR.....

“Invertir es como hacer dieta. Es simple pero no fácil. Todo el mundo sabe lo que tiene que hacer (comer menos y hacer más ejercicio). Nada podría ser más simple, pero pocas cosas son tan difíciles en un mundo lleno de chocolate y Cheetos.”
La frase anterior no está escrita por mí, está escrita por uno de los mejores inversores de todos los tiempos, Warren Buffet. No la conocía hasta hace unas semanas, cuando la vi escrita en twitter. Al verla, se me ocurrió hacer una entrada al blog hablando de mi experiencia sobre el tema.


Desde siempre he sido muy aficionado al deporte, con épocas que rozaban la obsesión. Alguna vez lo he comentado, he finalizado varios maratones y carreras de montaña corriendo y en mtb, entre ellas un ultra maratón de 80 kilómetros con 9.000 de desnivel, corriendo. Todo iba bien en mi peso corporal, hasta que fui padre en 2014, donde el peso se fue incrementado al mismo ritmo que la gráfica del SP500…desde los 80 kilos hasta los 96 kilos, que pesaba en junio de este mismo año (mido 1,85). Pero todo cambio a finales de julio de este año con pequeñas recetas, válidas tanto para la inversión, como para mantener un peso saludable:

  • Esfuerzo: sin esfuerzo personal y sacrificio nunca hay recompensa. El esfuerzo que supone controlar tus alimentos o el esfuerzo que supone el ahorro mensual, son la clave del éxito a largo plazo en el deporte y en la inversión.
  • Paciencia: de un día para otro no vas a conseguir nada a nivel deportivo, ni en el mundo de la inversión. El tiempo es la clave en ambos casos. Tiempo y esfuerzo trabajan de la mano para llegar al éxito.
  • Constancia: haga mal tiempo, o los mercados caigan como un cuchillo, hay que cumplir entrenando o invirtiendo a largo plazo. La constancia se demuestro con el tiempo, entrenar una semana e invertir un mes, es bastante fácil, hacerlo a lo largo de varios años es sumamente complicado. 
  • Receta muy simple: como dice nuestro amigo Buffett, hacer dieta es sumamente fácil, todo el mundo sabe lo que tiene que hacer. Invertir también puede ser sumamente fácil, ahorro mensual y fondos indexados. Todos sabemos que a nivel mental es mucho más difícil de lo que podría parecer tanto una cosa, como la otra.
Una receta muy simple compuesta por esfuerzo, constancia y paciencia nos puede llevar al éxito en la inversión, en el deporte o haciendo dieta.
En mi caso como os comentaba anteriormente he vuelto a mi peso “original” de 80 kg después de 4 meses de mucho esfuerzo y dedicación. Cerrar la boca y mover las piernas, una receta simple para alguien que quiera bajar peso, pero sumamente difícil a nivel mental. 
Respecto a los mercados, todo sigue igual, cotizando en zona de máximos históricos. Por mi parte pocos movimientos, vendí mi posición en Enagás para reducir peso en cartera a sectores regulados y a España. Un movimiento sin mucha incidencia en Mi Empresa, menos del 1,5% de la cartera. La liquidez subió hasta el 20% y se irá progresivamente a empresas de mucha calidad.
Son muchos los inversores a largo plazo que practican deporte, por lo que he podido ver por las redes sociales. Creo firmemente que estar en forma ayuda a invertir mejor.
Saludos a todos.


2 comentarios:

ElClubDeLasSeñoras dijo...

Yo estoy de acuerdo. Pero no sólo para las inversiones, la combinación de esfuerzo, paciencia y constancia es la clave del éxito para todo aquello cuyos resultados se obtienen a largo plazo.

KRABAT dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada. Tienes razón, tanto invertir como adelgazar no son realmente difíciles. No intelectualmente hablando. Sin embargo requiere virtudes del carácter, nada fáciles como son la paciencia, el tesón y la constancia. Lo difícil es mantenerse a través del tiempo.